10 signos de alarma de que tus riñones están en peligro

Esta serie de hábitos que realizamos día a día, pueden resultar llegar a ser sumamente devastadores para nuestro organísmo en general, y particularmente para nuestros riñones. Mira a continuación, cómo cuidar los riñones y demás órganos vitales del organísmo, modificando ciertos hábitos de tu rutina.

Luego de todo, la famosa frase lo refleja muy claramente: “El cuerpo está sano, sólo si sus riñones están sanos”

Mira a continuación cómo cuidar los riñones con estos sencillos pasos.

Cómo cuidar los riñones modificando ciertos hábitos de nuestra rutina

1. Alcohol y tabaco

Al ingerir en exceso tabaco y alcohol, nuestros riñones no dan a basto procesando este tipo de sustancias tan potentes, por lo que comienzan a verse fuertemente afectados, dañando así a nuestro organísmo en general.

2. Falta de sueño

Cuando dormimos, nuestros riñones entran en su etapa de revitalización y regeneración de sus tejidos, por lo que si no cumplimos bien nuestra etapa del sueño, estos se verán seriamente perjudicados.

3. La cafeína

La cafeína y los refrescos dulces, contribuyen a evitar que descanses, además de proporcionarte fuertes propiedades diuréticas que deshidratan tu organísmo, haciéndo así que tus riñones trabajen en exceso.

Si quieres cuidar los riñones, evita consumir demasiado de estas sustancias.

4. Vida pasiva

Particularmente las personas que mantiene trabajos sedentarios, suelen sufrir de problemas renales debido a que la sangre de los riñones debe de estar en constante movimiento, y si el organísmo está quieto, es muy difícil que esto suceda.

Realiza un poco de ejercicio cada hora, o al menos algunos movimientos corporales, para evitar así la aparición de cálculos renales.

5. La falta de vitamina B6

Para el correcto funcionamiento de nuestros riñones, debemos consumir a diario al menos 1.3 ml de vitamina B6, la cual se encuentra presente en el pescado, aves de corral, papas y frutas (excepto en los cítricos).

6. Retraso al momento de vaciar la vejiga

Recuerda siempre que la retención de orina puede ocasionar graves problemas renales, como la insuficiencia renal y la incontinencia.

7. Sodio en exceso

El principal compuesto de sodio ingerido a diario es la sal de mesa. Consumir demasiado de esta sustancia, perjudicará seriamente a nuestros riñones, ya que dificultará la llevada a cabo del proceso de metabolísmo en nuestro sistema.

No consumas más de 5 – 6 gramos de sal a diario, y si puedes hacerlo, mejor quítala de tu dieta.

8. Dietas imprudentes

Cuando realizamos dietas severas, las cuales eliminan demasiada grasa de nuestro organísmo, estamos arriesgándonos a que nuestros riñones queden desprotegidos, lo que puede llevar a dos cosas: que la sangre se filtre con un balance alterado, y que el cuerpo no obtenga los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

Si quieres cuidar los riñones, ten cuidado al momento de escoger tu plan alimenticio.

9. Exceso de proteínas

Las proteínas consumidas en exceso, son trabajo extra para nuestros riñones, y más aún si estas se descomponen en nuestro organísmo.

10. Consumo insuficiente de agua
VIDE:

¡El agua desprende las impurezas del cuerpo y elimina las toxinas!

Bebe abundante agua no solo para cuidar los riñones, sino para mantener saludable a tu organísmo en general.
Comparte en todas tus redes esta valiosa información.